¿Estuvo planificada la creación de la materia o es una consecuencia de la vibración desarmónica del espíritu?

De acuerdo con la Teoría Espiritual (TE)  la materia no es el resultado de algún plan de Dios o el resultado de algún tipo de intervención espíritus de elevada armonía, la materia es el resultado natural de la “caída” a la dimensión material de una enorme cantidad de partículas espirituales sumamente fraccionadas y con un estado de armonía extremadamente bajo.

De acuerdo al modelo de la TE Dios o El Creador, sólo creó a los espíritus dotándolos de Inteligencia, Amor y Libertad. Despertando a la consciencia, los espíritus usaron sus atributos para aprender y progresar, pero en algún punto, acciones nacidas de una buena intención dieron por resultado una alteración armónica de una gran cantidad de ellos que los llevo a existir en una dimensión propia de su nuevo estado.

En otras palabras, muchos espíritus que vibraban de forma perfecta y por lo tanto existían en la misma dimensión de El Creador, adquirieron estados vibracionales más bajos que automáticamente los llevo a existir a una dimensión propia de esa forma más baja de vibrar. Fue un proceso natural. Esa nueva dimensión es la dimensión espiritual.

La confusión y el caos generado por este inusual evento, llevo a esos espíritus en total libertad a dividirse, separarse y por último a muchos de ellos a confrontarse, un evento en el cual los espíritus involucrados literalmente se rompieron en pedazos. Muchas de estas fracciones de espíritus o partículas espirituales continuaron enfrentándose y al hacerlo no solo se redujeron en tamaño sino que con cada reducción su estado vibracional caía aún más.

 Eventualmente, cuando esas partículas alcanzaron un tamaño asombrosamente pequeño y por consiguiente un estado vibracional extremadamente bajo, se encontraron vibrando al borde inferior de la dimensión espiritual. En ese momento las partículas espirituales ya no pudieron permanecer en la dimensión espiritual y cayeron a la dimensión material. Estas partículas caídas a la dimensión material serian las partículas materiales fundamentales, los ladrillos de los que está hecha toda la materia.

Así que a la pregunta de donde salió toda la materia podemos responder que salió de las partículas espirituales extremadamente pequeñas y bajas en vibración que cayeron de la dimensión espiritual. Ellas son las partículas que se expandieron en el Big Bang y su origen espiritual constituye lo que había antes del Big Bang.

Con este trasfondo a la pregunta de si estuvo planeada la creación de la materia debemos responder que no. Materia es todo lo que existe en la dimensión material y en la dimensión material sólo existen elementos de un gran atraso vibracional. No tendría sentido que El Creador hubiera podido crear algo que existe en un estado tan extremadamente atrasado.

La materia existe como resultado de una serie de eventos que nacieron en la libertad de ser y actuar de los espíritus pero que bajo la probablemente única ley de El Creador, evolucionaran inevitablemente hacia estados de armonía más elevados hasta eventualmente reconstituir las unidades que un día fueron. Esto significa que en ese proceso evolutivo incluso las partículas materiales fundamentales con el paso del tiempo poco a poco irán aumentando su estado de armonía hasta que su vibración rebase el límite inferior para la dimensión material, abandonándola para reingresar de nuevo a la dimensión espiritual donde continuaran su progreso.

Toda la materia eventualmente volverá a la dimensión espiritual dejando atrás una dimensión material absolutamente vacía, pues nada la ocupara. Así, la dimensión material se convertirá en una dimensión virtual, es decir, posible de existir pero inexistente pues nada la ocupará.

Siendo El Creador la inteligencia infinita, no puede concebirse que este improvisando soluciones frente a los resultados de las interacciones de su creación que son los espíritus. Dada su naturaleza podemos decir que desde un comienzo todo ya estaba previsto aun sin que haya sucedido ni existiera el más mínimo atisbo de que iba a suceder, porque eso es lo que caracteriza a la Inteligencia infinita.

En tal sentido El Creador solo establece una ley única de tal alcance que sin violar la libertad de su creación ni improvisar soluciones posteriores a los hechos, lleva todo lo que existe hacia estados de cada vez más armonía. Creemos que tal ley e una ley de la evolución universal. Así, la materia existe como consecuencia natural del fraccionamiento espiritual, las leyes materiales son simplemente la expresión de las características de sus componentes, y la violencia a veces destructiva de esta dimensión no es más que la manifestación del atraso vibracional de sus componentes.

Todo lo que existe en este universo, incluido el fenómeno de la encarnación es también el resultado de las interacciones entre esos elementos materiales y espirituales, porque materia y espíritu comparten un mismo origen, son una misma “substancia” y entre ellos persiste una relación de afinidad que los empuja a asociarse. Esto se comprenderá mejor en las extensas expli9caciones con graficas de la Teoría Espiritual, que además están detalladamente ampliadas en los cursos de Ciencia Espiritual 1, 2 y 3 publicados en www.cienciaespiritual.com.  

Author: ISRSP

Share This Post On

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.